Estructuras urbanas de Los Pedroches: Las grandes manzanas

ANTONIO ÁNGEL BALLESTEROS
(Arquitecto)

Parafraseando a Fernando García Mercadal en su tratado sobre La Casa Popular en España, la casa es la obra que mejor expresa la manera de ser de los pueblos. El clima, los materiales y también la estructura social, influyen sobremanera en la estructura de la vivienda tradicional.

El conocimiento de la vivienda popular resulta por tanto, una radiografía social que pone de manifiesto los distintos aspectos de la comunidad que la habita. De alguna manera, la vivienda tradicional se presenta como una herramienta fundamental dentro de las rutinas diarias, que a pesar de la aparente sencillez de sus formas y economía en su construcción, ofrece un amplio abanico de soluciones adaptadas a las necesidades de su comunidad.

En Los Pedroches se desarrolla una casuística rica y variada en relación a su arquitectura popular. Desde la vivienda tradicional de nuestros pueblos, hasta las construcciones asociadas a las explotaciones agropecuarias, encontramos un amplio catálogo de tipos, materiales y soluciones constructivas, que más allá de su interés como arquitectura propiamente dicha, expresan de forma preclara las condiciones de una sociedad profundamente ligada a la tierra. Los motivos tienen que ver con dos cuestiones fundamentales.
Maqueta en madera. / ANTONIO ÁNGEL BALLESTEROS

En primer lugar el hecho de ser una zona que ha tenido y tiene en la explotación de la tierra, su principal fuente de riqueza. Situación que encuentra en la construcción tradicional un apoyo básico a las labores y funciones que demanda la actividad agropecuaria.

La segunda tiene que ver con la estructura de propiedad de nuestro territorio, en el que abundan los pequeños y medianos propietarios. Origen de una clase media autosuficiente que generó una extensa red de tipos arquitectónicos y soluciones constructivas, acorde a las demandas de sus actividad.

En este contexto, la arquitectura popular de Los Pedroches no solo reviste interés por haber construido una amplia gama de tipos y soluciones, sino por ser capaz de generar estructuras mayores y más complejas que han sido determinantes en el desarrollo urbano de nuestros pueblos.

Estas estructuras de escala urbana son las grandes manzanas. Si la vivienda tradicional de Los Pedroches se presente como eje fundamental de la vida de sus familias, las grandes manzanas son el escenario principal en el que se producían las diferentes relaciones sociales y sinergias entre ellas. Su interés estriba tanto en ofrecer un conglomerado de diferentes arquitecturas tradicionales, como por construir un contexto mucho mayor, tremendamente rico y complejo, en el que se desarrollaban las actividades de intercambio y relación fundamentales de nuestra sociedad.



Las podemos encontrar prácticamente en todos los pueblos de la Comarca, aunque es en Pozoblanco donde su desarrollo se presenta de manera más recurrente en el trazado urbano. Todas ellas tienen su origen en la agregación de múltiples parcelas en la que abundan las de tamaño medio. La construcción principal se desarrolla dando a la calle y en el interior de la parcela se alternan patios y corrales con una suerte de construcciones de diferente consideración. Estas construcciones interiores albergaban todo tipo de actividades, no solo las relacionadas con la función agropecuaria de las familias, como las cuadras, establos, corrales, corralones, gallineros y demás dependencias para los animales. Sino también aquellas que demandaban el resto de oficios que podíamos encontrar en nuestros pueblos. Es decir, también existían graneros de venta pública, hornos de panadería, molinos de aceite, zapateros, almacenes… que además no siempre tenían régimen de propiedad sobre el suelo, participando de un compleja red de mancomunidades y acuerdos difíciles de entender en el contexto actual.

Son lugares que expresan con una potencia sin igual las circunstancias pasadas de nuestra sociedad. No solo tenían interés por dar cabida a la mayor parte del marco de actividades de nuestros pueblos. También se configuraban como espacios de enorme singularidad y trascendencia en el contexto urbano. Tanto es así, que resulta difícil encontrar fenómenos similares a nuestras grandes manzanas fuera de la Comarca de los Pedroches.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada