Benito y los otros

ANTONIO JIMENO

No hay duda de que, en política, los culpables siempre son siempre los otros. Pero se puede afinar más: en nuestra política local, el culpable es siempre el otro. Benito García de Torres. De una culpabilidad máxima e intransferible: de lo que ha pasado estos últimos años y de lo que pasa en Pozoblanco, toda la culpa la tiene Benito, el peor político que haya existido jamás.

Benito tiene la culpa de que el PSOE haya saltado por los aires y de que el PP siga deprimido y no haya levantado cabeza desde el minuto siguiente a que se hiciera efectiva aquella desvergonzada moción de censura. De que el PSOE haya intentado por dos veces acabar con él de manera artera y de que Pablo Carrillo haya dado la espantada dejando tras de sí tantas esperanzas como conflictos innecesarios tan sólo cuatro años después de postularse como salvador, también.

De todo tiene la culpa Benito. Que Benito dice esto, populista. Que Benito hace lo otro, irresponsable. Que llueve, Benito no trae paraguas. Que hace calor, Benito ha puesto el calefactor. ¡No se puede trabajar ni formar gobierno con Benito! 

Se oye decir a los que, proponiendo nuevas formas de hacer política, pactaron con él la alternancia en la alcaldía tras ser vapuleados en la urnas y caer en la insignificancia.

Es bueno que los otros hayan identificado al culpable, que se tenga constancia de quién es el único causante de las desdichas de este pueblo, así todos sabemos que los problemas de Pozoblanco son cosa de Benito y que los demás, los otros, no han tenido responsabilidad alguna ni la tendrán mientras Benito forme parte de la vida pública de nuestro pueblo porque así lo quieren los tarugos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada